Cuando queremos sacarle mucho más provecho a nuestro sofá pensamos en aditamentos como un taburete extra o una mesa para complementar el decorado y funciona muy bien, pero no se nos cruza por la cabeza que la pared puede fungir como aliada a la hora de crear una composición estética en nuestro decorado, la idea es jugar con las formas, materiales y colores para crear la sensación que pretendemos tener en nuestra estancia.

Para los quede por vida son clásicos

Los que siempre buscamos el ambiente clásico, podemos quedarnos con el blanco, pero si queremos darle mucho más carácter al decorado entonces, podemos usar una pared azul marino o claro que no llegue a tonos pastel para darle a nuestro sofá el peso que necesita a fin de relucir.

Para losque se atreven a todo, audaces

Aquí piensa en varios tonos contrastados, diferentes formas de estilos de muebles y colores, por lo que tu pared pueda optar otra gama del color seleccionado, mientas que los sofás pueden complementarse con taburetes o pequeños sillones en su composición total.

Para los del lema “Menos es más”

Un sofá con formas rectas y grandes, en colores neutros, así mismo la pared.Podemos destacar con un sofá blanco y una pared en un tono gris, donde el juego de colores no sobre salga, podemos dejar una pared blanca y jugar con las otras para generar esa sensación de pulcritud que el minimalismo siempre ofrece.

Para los que sofisticado es su segundo apellido

Buscamos algo sencillo pero característico, aquí optamos por un sofá en algún color distintivo de elegancia como el red-wine y la pared blanca o tal vez un tapizado con una tonalidad más baja del color del sofá.

Para los que aman lo industrial

Aquí un sofá gris o cualquier color neutro,le podemos agregar tapizados que aparenten la visibilidad de construcción de ladrillos, o diferentes texturas que hagan que el sofá se complemente y brinde la sensación expuesta de las estructuras de nuestro espacio.

Para los que lo vintage es su forma de vida

Sofá con patas de madera es siempre la opción, colores claros como uno gris o blanco, con una pared con tonalidades más claras, también es bien sabido que debe haber un mueble de madera que se pueda combinar perfectamente con toda la decoración.

Para lo que siempre están a la moda

Aquí, podemos utilizar una pared en tonalidad gris oscuro, con un sofá moderno y cualquier color, tomando en cuenta los diseños de nuestros muebles, podemos sacar mucho provecho y destacar modernidad, creando incluso una decoración ecléctica, si así lo preferimos.

Es muy fácil poner a volar tu imaginación y darte cuenta de como puedes sacarle provecho al color de tu pared, en conjunto con tu sofá podrán sumar exponencialmente al conjunto del decorado de tu estancia.

 Te invitamos a ver nuestra colección Doko Demo, que tiene una variedad de sofás para cualquier estilo, solo te queda a ti aprovechar su color y agregar a tu pared la tonalidad que más pueda relucirlo.